Habilidades blandas en docentes
Habilidades blandas en docentes

Te has preguntado, como docente, ¿por qué el rendimiento de algunos estudiantes es bajo o por qué lucen distraídos en clases? ¿Has reflexionado acerca de tus habilidades para lograr mejores resultados en su experiencia escolar?

Hemos hecho énfasis en la importancia del desarrollo de las habilidades blandas en los estudiantes pero, ¿qué hay de las que deben desarrollar los propios docentes?

Desde el modelaje, el docente tiene la oportunidad de exhibir una serie de conductas que le permitan conquistar a su estudiante y así comprometerlo más en el proceso de aprendizaje.

No se trata de una demanda exclusiva de los docentes. Hoy por hoy, se exigen a nivel profesional en todas las áreas. Los educadores, no somos la excepción.

En este post puntualizaremos algunas de estas habilidades, partiendo de la premisa que no podemos contar con todas ellas pero sí que podemos interesarnos en trabajar por alcanzarlas.

🍎 Empatía. Se refiere a la capacidad de colocarse en los zapatos del estudiante y mostrar genuino interés por su realidad. Un docente que se acerca al estudiante desde un saludo cálido y cariñoso, abre una valiosa puerta que conduce a una relación armónica basada en el respeto y la consideración, lo cual representa una ruta hacia el compromiso.

🍎 Buena comunicación. Provee el espacio para generar relaciones con base en la asertividad, donde impere el buen trato, la transparencia y aclare las expectativas que tiene tanto el docente como el estudiante.

🍎 Buena organización. Muestra la estructura del docente quien, con su ejemplo, puede lograr hacer que el estudiante la valore y la haga suya.

🍎 Creatividad. ¡Cuánto valor hay en un docente que ofrece opciones novedosas y acertadas a sus estudiantes! Casi es una garantía de que éste se motive a aprender. Se encuentra siempre esperando ver cosas nuevas las cuales le llegan, más aún, si las propuestas coinciden con sus fortalezas e intereses.

🍎 Trabajo en equipo. La brecha entre docente y estudiante debe hacerse cada vez más pequeña. Para empezar, les mueve un objetivo común y es la experiencia de aprender. El docente realiza su trabajo CON el estudiante. Actúa como facilitador y contribuye a hacerlo más competente. Docente y estudiante forman parte de un mismo equipo.

🍎Facilidad de adaptación. Representa un enorme reto que pasa por la ruptura de paradigmas. Aprendimos de un modo, nos enseñaron a enseñar del mismo modo y enseñamos del mismo modo. La apertura a la actualización, el reconocimiento de que tratamos con generaciones diferentes que nos demandan el desarrollo de competencias distintas, implica un gran acto de valoración a nuestro trabajo.

En el futuro, continuaremos reflexionando sobre este tema.

¿Crees que debes prepararte para desarrollar estas habilidades?


Emilia Montero

Docente de vocación, emprendedora y formadora innata. Siempre de la mano de la actualización, la estrategia parte de ponerse en los zapatos del otro y ser empático. ¡Vamos por más!

4 comentarios

Zuleima · junio 18, 2020 a las 2:50 am

Pienso que muchos docentes tienen estas habilidades, sin embargo, no las desarrollan debido a querer continuar impartiendo una educación tradicional por sentirse más cómodos, y por ende no las aplican con sus estudiantes

    Emilia · junio 22, 2020 a las 12:15 pm

    Así es! Es difícil tomar la iniciativa y salir de la zona de control pero es imperativo en los tiempos que corren.
    Mil gracias!

Ingrid Palacios · junio 20, 2020 a las 12:53 pm

Me parece sumamente importante está publicación, no se puede ser docente si no queremos a nuestros alumnos y para quererlos es importante establecer ciertos enlaces que contribuyen a un mejor trabajo docente, algunas de estas habilidades pueden ser innatas, de no ser así, no debemos de conformarnos con un «soy así», debemos poner de nuestra parte para lograr de la mejor manera posible llegarle a nuestros alumnos. Tener experiencia no es solo cuestión de sumar años, es corregir errores, aplicar nuevos conocimientos, atreverse a innovar y especialmente, intentar dormir mejorar, siempre se puede pulir y adaptar una estrategia, un contenido.

    Emilia · junio 22, 2020 a las 12:14 pm

    Totalmente de acuerdo mi querida Ingrid! Es necesario que los docentes tomemos conciencia de esta realidad! Mil gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *